36. Perla Muñoz: has recorrido un largo camino muchacha

15 junio 2010 en 1:43 pm | Publicado en Historias reales, Periódico ÁTICO, Periodismo | 3 comentarios
Etiquetas: ,

Transcripción de la nota que realicé para Periódico Ático*:

Un recorrido por la trayectoria deportiva de Perla Amanda Muñoz, la atleta bahiense nacida en 1974 y consagrada a nivel internacional en el deporte adaptado, dirá que desde que pisó la pista de Las Tres Villas a los 13 años, no ha parado de cosechar logros. Triunfos de los que se miden en medallas y campeonatos, desde que en 1991 se inició a nivel nacional. O en tiempos imbatibles, como el récord mundial de los 400 metros llanos en categoría T35, conseguidos en los Juegos Paralímpicos de Sidney 2000, que aún no ha sido superado. Pero nada de esto alcanza a reseñar los obstáculos que el propio atletismo le ayudó a superar en la carrera más larga y difícil: la vida. Lo que comenzó como un desafío para caminar mejor y no dejarse ganar por la parálisis cerebral con la que nació, en los próximos Juegos Paralímpicos de Londres 2012, quizás tenga su merecido broche de oro al esfuerzo de casi 20 años de carrera deportiva.

>> <<

Cuando Perla habla de “los Juegos”, la sonrisa le inunda el rostro. Entonces la mirada se detiene en un punto fijo del horizonte. Mira lejos, más allá de la pista de atletismo frente a la cual está sentada. Aunque más parece que comenzara a perderse en lo que hay sobre sus espaldas: la charla se trasladó al año 2000, cuando el cambio de milenio le dio más espectacularidad a los Juegos Paralímpicos de Sidney. Allí Perla consiguió batir su propia marca mundial en los 400 metros llanos, obtenida un año antes, en las competencias clasificatorias para los Juegos ParaPanamericanos de México. Curiosamente, no hubo una medalla de oro que premiara ese triunfo. Al no completarse el cupo de su categoría, se unificaron los diferentes niveles, y por eso tan solo le entregaron un diploma olímpico. La anécdota aún le quiebra la voz y le genera impotencia: ella todavía quiere su medalla. Pero como demostró siempre, para ella cada desencanto es un motivo más de lucha. Y así fue como en 2008 llegaron los Juegos Paralímpicos de Beijing y otro desafío. “Después de esos Juegos sentía que ya no quedaba nada, y entonces me pasó algo especial. Yo tengo un libro que se llama `Pasos de gigante´, que leo cuando viajo. Un día lo abro justo en una página que decía `bajo este cielo todo es posible´. Al leer eso, pensé: ¡los próximos juegos son en Londres, y mi primer mundial fue en Londres! ¿Por qué no terminar ahí mi carrera? ¿Y si la medalla que me deben me está esperando ahí?”


Pasos gigantes bajo el cielo bahiense.En 1998, Perla ganó sus dos primeras medallas “mundiales”, al conseguir el bronce en las pruebas de lanzamiento de bala y jabalina, integrando la selección argentina que participó del Torneo Mundial de Atletismo en Inglaterra. Pero su acercamiento al atletismo fue a los 13 años cuando se propuso “caminar mejor” y no dejarse vencer por la parálisis cerebral. Ella misma recuerda: “caminaba muy mal, no tenía equilibrio, hacia dos pasos y me caía. Y yo pensaba que algún día la vida iba a depender solo de mi, y que tenía que hacer algo para lograr caminar bien, porque cuando creciera iba a tener que trabajar ya que nadie iba a poder hacerse cargo de mi siempre”. De este modo, su motivación no fue la deportiva, sino una fuerte convicción: salir adelante en la vida. Con mucho esfuerzo, logró dar una vuelta completa, y luego una más y otra, hasta que pasado un tiempo su movilidad mejoró. La profesora pensó que era un buen momento para proponerle hacer un deporte. Perla doblegó el desafío: “¡correr, quiero correr!”, respondió.

Desde entonces, el atletismo la llevó a recorrer las pistas de todo el mundo. Sin embargo, uno de los mayores prejuicios que debió vencer a la hora de buscar apoyo, es la idea generalizada de que el deporte en las personas con una discapacidad se practica solo con fines recreativos o de rehabilitación, y no como la posibilidad de formar deportistas de alto rendimiento. Desde su experiencia, asegura: “También falta el apoyo económico por eso, porque la gente cree que vos vas a China (refiriéndose a los Juegos de Beijing) a rehabilitarte y no es así. Porque a nivel internacional la mayoría de los deportistas de alto rendimiento con discapacidad llegaron a eso porque han tenido accidentes. Somos muy pocos los que nacimos ya con alguna discapacidad. Y realmente estás en un nivel que te lleva muchas horas de entrenamiento y sacrificio, pero en este país lamentablemente cuesta que se entienda. Yo al menos como atleta no espero que lo comprendan, sigo adelante”.

No cabe duda de que lo conseguido, es a fuerza de obstinación y voluntad. Es “cabeza dura”, pero también una persona que no renuncia a la alegría. Como ella misma asegura “el tener una discapacidad también te da una ventaja, porque te hace crecer como persona. Tenés un nivel de espiritualidad que no todos tienen, porque te conectas mucho con vos mismo. Yo creo en Dios, y se que soy una privilegiada, porque en cada situación difícil, siempre salgo adelante. Soy una convencida de que uno tiene que trabajar para eso, pero hay ´algo más`. Y esto esclave, porque hay que trabajar para demostrar que aunque tengas una discapacidad, también tenés una capacidad para explotar”.

Mientras le sigue sacando lustre a la gran capacidad de la que es dueña, atrás quedaron una infancia y adolescencia en el Patronato de la Infancia, donde sus padres la dejaron a los 8 meses de nacida. Allí creció hasta que a los 16 años, a la vez que iba a la escuela para adultos, comenzó a trabajar como empleada doméstica y niñera ´cama adentro`. Atrás también quedaron los tiempos en que era una nena calladita que miraba el mundo sentada en un rincón, y que en la escuela se rebelaba para “quitarle la paciencia a los adultos”. No tan atrás quedó el recuerdo de una de las visitas de su papá al Patronato, cuando detrás de una puerta y con solo 10 años, lo escuchó decir que no podían ocuparse de ella porque -por sus dificultades motrices- no podría llevar una vida normal. Tampoco quedó atrás el encuentro con su mamá, a quien describe como una mujer “más buena que el pan”, pero que ya afectada por una enfermedad, no pudo reconocer a Perla trece años después de haberla traído al mundo. Todas vivencias que la llevaron a prometerse “ser alguien en la vida”, y que si bien no logró borrar, el atletismo le ayudó a transformar en una experiencia positiva que actualmente comparte en charlas como la que brindó en el Colegio Marina Coppa en abril pasado.

Sin tiempo que perder.Hoy Perla Muñoz es toda una mujer que aunque se supo dar un tiempo para el amor, después de un  largo noviazgo  que “no funcionó más”, por ahora elige enfocarse en el último tramo de su carrera deportiva y “no distraerse”. Y aunque está planeando su retiro deportivo, piensa seguir ligada a la actividad brindando charlas que ayuden a otros a superar obstáculos como pudo hacerlo ella. Para el futuro, sueña con una familia propia como la que ella no pudo tener, asumiendo que “cuando tenga un hijo, voy a dar todo”. Mientras eso llega, además de ganarse la vida con la venta callejera de diarios, trabaja en la Comisión Municipal del Discapacitado, junto a los profesores del área de educación especial, asistiendo en las clases de atletismo que se brindan en el complejo Las Tres Villas a niños con capacidades diferentes. También colabora en la clase de bochas para personas con dificultades motrices, que se dictan en el club La Falda.

Pero sus días transcurren especialmente entre las prácticas en la pista de atletismo con la profesora Flavia Ressia, las clases de yoga para entrenar la concentración con Jessica Fontini, las visitas al psicólogo José Saray para la preparación mental y deportiva, y las sesiones en el gimnasio a cargo del entrenador Andrés Giménez. A ello se le agregan los viajes a Buenos Aires, para participar de las concentraciones periódicas en el Centro de Desarrollo Atlético Nacional (CENARD), donde se evalúan aspectos físicos y técnicos de ella y otros deportistas de alto rendimiento. El 2011 será decisivo en la carrera de Perla, ya que ese año la esperan el Mundial de Nueva Zelanda y los ParaPanamericanos de Guadalajara, ambos clasificatorios para su último desafío deportivo: los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. Llegar a esa instancia, es de por sí una lucha: “porque tenés que luchar para clasificar en esos juegos, luchar para hacer las marcas y también luchar en el sentido económico, porque tenés que salir a buscar apoyo para viajar porque si no vas al mundial no podes clasificar para Londres”. Resignada a la realidad del deporte amateur en Argentina, respira aliviada por haber conseguido el apoyo económico del Sindicato Argentino de Televisión y haber cumplido con las exigencias deportivas de la Secretaría de Deportes de la Nación para poder integrar el seleccionado que viajará al Mundial 2011.

Con la sinceridad que la caracteriza, Perla explica que en Bahía Blanca, el reconocimiento de la gente no tiene precio. Que le gusta volver y sentir que la quieren. Que la ciudad va logrando despacito la integración; que cuesta, pero que “la persona con discapacidad tiene que cambiar, para lograr sus objetivos sin resentimientos ni dando lástima, sino demostrándolo con hechos”. Como ella, que tan bien representa a esta ciudad en el mundo, y sigue corriendo para lograr sus sueños. Porque en cada paso, siempre está su guía: “el referente más grande que tengo es Dios. Cuando era chica me sentía tan sola que soñé con Él, y me acuerdo que me dijo que me portara bien, que sea buena persona en la vida. Nunca más lo volví a ver en sueños, pero me aferré a eso, porque yo siento que soy una persona privilegiada en la vida, y se que él siempre va a estar”.-

 
Por Ludmila Brzozowski
Publicado en Periódico ÁTICO
* Año 2, Nº 42 – Bahía Blanca, 29 de mayo de 2010
.
 

Seguí el Blog de Perla Muñoz: http://perlabahiablanca.blogspot.com/

About these ads

3 comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

  1. Ya saben…para ver la lista completa de textos del blog, pueden hacer click aquí

    gracias por leer! :)
    LBrz

  2. Ludovica, precioso el articulo, muy emocionante!

  3. Que linda estrevista a Perla Muñoz, una gran deportista! gracias por compartirlo. Lo mejor!

    Besos


Gracias por leer! Aquí abajo podes agregar un comentario. No es necesario que rellenes los espacios donde te piden tus datos. Con firmar con tu nombre, o dejarme una pista de quien sos, estará bien. Lo importante es que vos también participes. Ludmila

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. | El tema Pool.
Entries y comentarios feeds.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: