20. ¿Quién se comió el chocolate?

2 abril 2010 en 7:46 pm | Publicado en Autobiográfica, Historias reales, Pensares, Río Colorado | 8 comentarios

[A propósito de la guerra de Malvinas]

Esa tarde, mamá había comprado un chocolate Águila de los grandes. Esos “para taza”, ideales para hacer una chocolatada bien caliente en esas noches en que el frio no perdona ni al más guapo de los soldados. Lo abrimos, pero solo para utilizar el envoltorio. En la parte blanca del papel, viajarían nuestros trazos infantiles. Eliana -mi hermana mayor- ya sabía escribir, así que me ayudó con mis primeros garabatos. Entre las dos, escribimos una carta. Mamá se encargó de envolver el chocolate nuevamente, con ese mismo papel ahora todo escrito en su lado interno. Para hacer frente al frío, que mejor que un Águila envuelto en palabras de aliento que lleguen desde lejos. Palabras de dos niñas, tan anónimas como quien lo recibiría…

Antes de ir a dormir, guardamos el chocolate junto a otras cositas en una caja. Arvejas, lentejas y quien sabe qué más, completaban el combo de víveres que también se llevaba una de las primeras lecciones de solidaridad que tuvo mi infancia.

Años más tarde, supimos que poco o nada de aquello llegó a manos de “los soldaditos”.  Ni el chocolate Águila, ni la carta, ni nuestras arvejas. Dicen que tampoco llegó nada de aquellas cajas que se apilaron sobre el gran escenario de la escuela Nro 18 de Río Colorado. Esas que dibujaron la única imagen que quedó plasmada en mis recuerdos de aquel abril de 1982. A mis casi cinco años no entendía de guerras, de soberanía, de vencedores ni vencidos. Pero supe que había un lugar  donde hacía mucho frío, que se llamaba Malvinas, y que un grupo de pibes demasiado jóvenes para morir, habían ido a defender porque había quienes decían que no eran argentinas.

The Simpson, temporada 5 (1993/94)

Las Malvinas son argentinas…Y la Argentina ¿de quién es?

.

<<<>>>

Para los curiosos:
1) pueden encontrar una recopilación de “Titulares históricos” en la prensa argentina, accediendo a este enlace de Taringa. Muchas (sino todas) las imágenes, son parte del libro “Deciamos ayer” (¡que es uno de los que pueden regalarme para mi cumple!)
2) Pueden “hojear” la revista Gente de abril del `82, clickeando aquí.
3) “Malvinas: El desembarco de una primicia”, es una investigación periodística de Abel Escudero Zadrayec, sobre la historia inédita de tres periodistas que acompañaron a la tropa argentina que ocupó Malvinas el 2/04/1982; dos de ellos bahienses. Pueden descargar el material en pdf, aquí.


Anuncios

8 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Hola Ludmila! con respecto a estos episodios narrados por vos, puedo darte testimonio directo porque estuve bajo bandera desde junio del ’81 a julio del ’82. más precisamente en el B:I:M Nº 1 (Batallón de Infantería de Marina Nº1) y del cual era en ese momento Comandante el Capitán Giacchino , que como recordarás fue uno de los primeros en caer juntos a los conscriptos Aguila y Almonacid.

    A mi no me movilizaron al sur; permanecí como Servicio de Cuartel durante todo ese lapso. Hacíamos guardia las 24 hs porque todo el grueso del batallón había sido trasladado a Río Gallegos.

    Despues del almuerzo (“rancho” en la jerga) nos entregaban un paquetito del Fondo Patriótico y cinco revistas. Esto era previo a la censura porque la única voz oficial que recibíamos era Radio Provincia. La entrega consistía en dos paquetes de manteca, dos de mermelada (Los chiquitos que entregan en los hoteles) un paquete de galletitas Criollitas y diez cigarrillos. Solamente en dos oportunidades recibí una carta escrita por una alumna de San Rafael y otra de Mendoza capital.

    Obviamente los soldados que estaban en el frente no recibieron nada de esto y del grueso del “botín de guerra”que incluía donaciones en dinero, joyas y otros valores aún continúa siendo desconocido. Aunque no es muy difícil imaginarse a dónde fue a parar.

    Pese a todo, Las Malvinas son Argentinas y eso es lo que no debemos dejar de recordar. Un Abrazo!!!

  2. Buen recuerdo, aunque doloroso. Y gracias por el enlace al suplemento.

  3. Qué historia, Lu…con una carga de muchas cosas encima. Si bien yo no tuve la posibilidad de vivirla (tenía apenas un año y monedas cuando la época de Malvinas), me hizo pensar mucho en lo que debe haber sido aquéllo. Mi primer contacto con Malvinas me llegó a través de relatos de mis viejos y familiares. Me hubiera gustado poder ayudar a esos “soldaditos” así fuera con una pequeña colaboración. Y qué buena manera de aprender lo que significa “ser solidario”, y que lo hayas podido vivir así. Recuerdo las historias que me contaron sobre los “oscurecimientos” y lo que se hacía acá en P. Alta cuando sonaban las alarmas. El miedo y la incertidumbre en la gente. Ojalá nunca tengamos que volver a pasar por algo así. Y más allá del destino que se le dió a la ayuda (condenable en muchos casos, por cierto) pienso que a uno le queda la tranquilidad de haber puesto su granito de arena, como fue en tu caso. Sin embargo, da mucha bronca el enterarte que los verdaderos destinatarios jamás pudieron haberse enterado de que el pueblo estaba, en cierta forma, junto a ellos. Una prima de mi mamá llegó a vender sus joyas y hasta su anillo de casada (siendo ya viuda, claro) para mandar dinero a los soldados junto a otras cosas más. Cosas que junto a aquella caja que mencionaste deberían haber llegado y por actos de semejante bajeza no lo hicieron.
    Bien por lo que escribiste! Seguí adelante…buena suerte!!!

  4. La guerra vista de los ojos de una niña de casi cinco años sigue fresca en tu memoria, es una historia cargada de despojo, como fue esa guerra o como todas. Personalmente estaba en 2º año del profesorado de Ed. Física en Viedma, sabiendo que contemporáneos de nuestra generación estaban allí en el sur padeciendo una aventura sin sentido.
    Saludos

  5. hola Ludovica, me encanto tu texto, es una forma de contar la historia reflejada desde lo cotidiano, desde la experiencia que los que ahora tenemos arriba de 30 anios (no tengo enies en este teclado) y que no esta narrada en los libros de historia (ni lo va a estar) pero que quedara grabada en nuestras memorias como aquella barra de chocolate que preparamos entre las dos.

    Se acuerdan de la cancion ” hoy le escribi una carta, a mi querido hermano, diciendole que lo extranio…mama me ha contado, que el es un buen soldado, que cuida las fronteras de la patria”…era de una propaganda de la epoca…

    Cumplido mi cometido de entrar a tu blog desde cualquier lugar en el que me encuentre!

  6. Me hiciste recordar cuando tenia los 5, y tambien aquella nevada. Que pena que en aquella epoca no esta “gonzalito y CQC” digo para que le pongan un GPS y saber a donde se desviaban las cosas.Debo tener algun diario de esa epoca con las cronicas de la guerra.

  7. No recuerdo el día… pero si que nos subimos al citro…. con las luces alumbrando muy alto por la carga trasera que levantaba la trompa…. fuimos con la señora Caracoche (patrona de mi madre)…. si me preguntas porque no sabría decirte, pero lloraba mucho (cuenta mi madre además) mi padre solo manejaba…
    En la ruta 22, a la altura de lo de Abad comenzaron a pasar camioncitos llenos de soldados…. para mí eran mis ídolos, los que veía por televisión…
    Mi viejo me puso a sus hombros y les di montones de bolsas que habían preparado mis padres y la patrona de mamá….(no recuerdo si estaba mi hermano…) Soldadito x soldadito fueron pasando y mis ilusiones de ídolos se fueron con ellos….
    Recuerdo la canción que comentó Eliana….

  8. hola, yo también quiero saber si mi cartita, mi chocolate y cigarrillos llegaron a algún soldadito? por que a fuego llevo gravado el día que a mis 8 anos fui al quiosco a comprar ese granito de arena y con cuanta inocencia me senté a escribirles y les dedique con ternura unas lineas, sabes como puedo averiguar? desde ya muchas gracias! karmen


Gracias por leer! Aquí abajo podes agregar un comentario. No es necesario que rellenes los espacios donde te piden tus datos. Con firmar con tu nombre, o dejarme una pista de quien sos, estará bien. Lo importante es que vos también participes. Ludmila

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: