43. Twitter y la “tecnologización” de la emoción

28 julio 2010 en 11:21 pm | Publicado en Futbol, Mundial, Periodismo | Deja un comentario
Etiquetas:

Para los argentinos, el Mundial terminó antes de lo deseado. El 4 de julio, la selección de fútbol arribaba a Ezeiza, y la televisión mostraba miles de personas que habían acudido a recibirla. Los móviles reflejaban un festejo inusual, como si nadie allí se hubiera enterado que la vuelta a casa estuvo sellada tras el 4-0 a favor de Alemania. La gente igual aplaudía y las cámaras mostraron a un Maradona desconcertado, que ya desde el interior de un colectivo, saludaba a todas esos seres anónimos que alzaban pancartas alentándolo. Mientras tanto, la casualidad hizo que el periodista Leandro Zanoni estuviera en el lugar y momento justo, para poder mostrar aquello que no estaba al alcance de los medios: él también volvió a casa en el vuelo 1948 de Aerolíneas Argentinas que traía a Maradona y sus “23 fieras” desde Sudáfrica.

Ese domingo, en la cuenta de Twitter de @zanoni (tal su usuario), sus seguidores pudimos leer: ”lo que vi fue jugadores callados y tranquilos con cara de tristeza. Se pusieron contentos cuando vieron a toda la gente gritando. Se reían”. Vía web, y gracias a la magia del Blackberry, la crónica prosiguió con todos los detalles de lo compartido en el viaje. En ese momento, si la casualidad hizo una parte, la tecnología hizo lo que faltaba. Cuando los jugadores salieron del avión, Zanoni se topó con ellos en la manga y en el sector de migraciones. Bastaron unos pocos minutos y los clicks suficientes para que, desde su celular, el periodista tomara las primeras fotos de los jugadores, de sus esposas, y hasta de las maletas. (ver aquí). Y a medida que las imágenes eran subidas a su twitter, se reproducían a través de todos sus seguidores, a tal punto que América Noticias 24 se hizo eco de la primicia y “levantó” las fotos de internet, para informar del arribo del seleccionado. No tenían gran nitidez, pero sí un valor periodístico que nada tuvo que ver con que fueran tomadas precisamente por un periodista. Pudo ser Juan Pérez, pero en todo caso, la situación fue un claro ejemplo de cómo las redes sociales y la tecnología están revolucionando al periodismo, o en un sentido aún más amplio, a la comunicación.

Este Mundial fue, justamente, el primero que se realizó en medio de la explosión de las redes sociales. El menú para seguir las novedades del evento, sentada frente a una computadora, ofrecía múltiples variantes: Twitter, mate y facturas; Facebook y café bien cargado cuando el partido era muy temprano; y hasta alguna copa de vino mientras me deleitaba leyendo las crónicas post-partidos de Caparrós y Villoro. Placeres imposibles en mundiales de antaño.

Si en sus inicios, se decía que internet era el submundo al que acudían seres solitarios, en busca del diálogo y la compañía que la realidad no les prodigaba, ahora bien podría decirse lo contrario: quien no está conectado a la red, acaso esté “solo”. Así fue como durante el partido de Argentina vs Grecia,  pude observar -no sin asombro- que personas que lo seguían en un bar, en su casa, o en sus trabajos, pero en todo caso, rodeados de gente con quien poder saltar juntos y hasta abrazarse con cada gol…prefirieron plasmar su verborragia en los 140 caracteres que Twitter permite por cada mensaje.

Algunos eligieron el comentario ocurrente, otros el dato preciso y hasta hubo quienes se inclinaron por la crítica despiadada. Y como en el “Cambalache” de Discépolo, esta red social fue el reducto donde en un instante se podía leer una estadística brindada por un periodista deportivo como el Chavo Fucks seguido del comentario frívolo de alguna famosa actriz, o la ocurrencia de alguien que se animó a decir: “Lo único que falta que cuando vuelvan a Grecia los espere el corralito”. Los minutos transcurrían, ganábamos 1 a 0. Por un rato la red fue una catarata de odas a Demichelis, el pelilargo que convirtió ese tanto. Hasta que llegó el impensable gol de Palermo. Y luego de eso, ya nada volvió a ser como antes.

En cuestión de segundos, el nombre del astro de boca invadió los twits de fanáticos y no tanto.  Y sucedió lo que creía imposible: sí, es posible abreviar la emoción de un gol en 140 caracteres. Lo es aún en la frialdad de una computadora. Y acaso sea magia pura, generada del sentimiento que es capaz de viajar desde los dedos que teclean velozmente en una Notebook, o un sofisticado Blackberry, o acaso una vieja Pentium, recorriendo cada milímetro de fibra óptica, hasta quedar grabado en la web. No se trataba de soledades agrupadas para pasar el rato, sino de convicciones unidas alentando desde todos los ámbitos posibles, los colores de un país. Tuve la impresión de que nada era virtual, de que esos caracteres que decían “Gooooooooooollllllll” causaban un estruendo mayor que las vuvuzelas. Seguro fue mi imaginación, pero hasta me pareció escucharlos.

Sola, en mi casa, con el televisor de fondo y sentada frente a la vieja computadora que me conectó al mundo, fue esa mi percepción de la situación aquel glorioso 22 de junio, en que los dioses del Olimpo le rindieron reverencia a nuestro “Barba”. Pero fue más que una sensación: según las propias estadísticas que difundió Twitter, durante la final del Mundial, gente de 172 países twittearon en 27 idiomas. La web permitió globalizar la conversación, sin movernos de nuestros sillones. Y de esta forma, Sudáfrica 2010 también significó la “tecnologización” de los sentimientos, de la emoción, del fervor futbolístico.-

Por Ludmila Brzozowski

.

+ Info sobre Twitter:

Blog oficial: http://blog.es.twitter.com/

Tips para los que recién comienzan – muy bueno por cierto-  click aquí.

Anuncios

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Gracias por leer! Aquí abajo podes agregar un comentario. No es necesario que rellenes los espacios donde te piden tus datos. Con firmar con tu nombre, o dejarme una pista de quien sos, estará bien. Lo importante es que vos también participes. Ludmila

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: