58. Martín Saldamando: “No se puede querer comer caviar y pagar mortadela”

17 mayo 2011 en 11:40 pm | Publicado en Periodismo | 4 comentarios

#MIDGET BAHIENSE

Luego de su retiro del midget, el bicampeón del Estival, se prestó a una entrevista grupal realizada por alumnos de Periodismo del ISCCS de Bahía Blanca. No se achicó ante ninguna pregunta, y se guardó muy poco. Con todo lo dicho, y lo no dicho también, cada uno  redactó una nota. Esta fue la mía:

Dicen que hay tres formas de irse: por la puerta grande, por la de atrás, o de un portazo. Martín Saldamando eligió la primera, y después de diez años, se retiró del Midget a lo grande: con dos campeonatos consecutivos en su haber. Pero no cerró la puerta muy suavemente. Para volver, dice desafiante, “se tendrían que ir muchas personas, cambiar la técnica y la parte deportiva que es la organizadora”. Dio un volantazo y se fue en su mejor momento. Se lo pedían sus convicciones.

Largada. En noviembre de 2001, siguiendo los pasos de su hermano Fernando, debutó en la primera fecha del certamen Estival de Midget. El primer campeonato le llegó en la temporada 2009/2010. El segundo, un año después (ver aquí).  Pero desde que nació, hace 28 años, su vida giró en torno a los fierros, tanto en la pista como en el taller familiar donde se arman y desarman chasis propios -y ajenos- de esta categoría automovilística.

Hoy, poco queda del muchacho al que la ansiedad lo hizo perder varias oportunidades de hacer podio. Dice que sigue siendo el mismo “loco y aguerrido” de siempre, pero la madurez deportiva le llegó con la cuota de conciencia que se necesita para hacer las cosas bien: “Mi primer campeonato me costó diez años, y el siguiente vino ahí nomás, quizás porque contaba con más experiencia y sabía resolver mejor algunas situaciones como los nervios o el estrés al que te somete esta categoría”, explica Martín.

Tras los dos certámenes consecutivos ganados, pocos entendieron la determinación de retirarse justo en la gloria. Algunos, respiraron aliviados: “Hacía cuatro años que venía amagando con dejar. Mi familia, incluso, no quería que siguiera corriendo, porque siempre estuvo el miedo a que me pasara algo. Especialmente, después de dos accidentes fuertes que tuve, uno en Buenos Aires y otro acá en la temporada 2006/07. Por más que hoy las reglas de seguridad son extremas, el que mira de afuera lo sufre. A eso se sumó un incidente que tuve con una persona en particular dentro de la pista, que se estaba trasladando más allá de lo deportivo y que me traía problemas fuera. Así que tomaron bien este retiro. De todas maneras, soy un tipo bastante renegado, tomé la decisión y lo hice. No le avisé a nadie antes”.

El incidente al que refiere Martín, tiene nombre y apellido: Christian Nápoli. Durante la prefinal de la 11ª fecha del último campeonato, ambos protagonizaron un “toque” que motivó la exclusión de Saldamando, generando gran polémica y muchos interrogantes alrededor del hecho (ver aquí). Lejos de este sinsabor, también recuerda rivales con los cuales disfrutó una carrera: “Urreta” (por Sergio Urretabiscaya), Walter Renero, Fabián Colturi, y Claudio Roth, de quien llegó a pensar “tengo a mi enemigo dentro de mi casa”, porque “el mejor auto del taller alternaba entre el mío y el de él. Así que era muy difícil competir con el Ruso”.

El taller, escuela de vida. El mundo del Midget depara estas situaciones. El chasis de cada vehículo, se construye a medida de cada piloto, de acuerdo a su altura, peso y características especiales. Y en Bahía Blanca, uno de los cinco equipos chasistas más reconocidos, es precisamente el clan Saldamando. De su taller mecánico, salieron los autos que llevaron a Fernando -el mayor y ya retirado también- a obtener el triple campeonato y a Martín, a su doble triunfo. También se arman piezas para equipos rivales. El trabajo es mucho, pero no es continuo: “Hay mucha demanda cuando sos popular; de lo contrario, pocos siguen confiando en tu mano de obra y en tus resultados. Por eso, es muy difícil generar una estructura laboral estable solo preparando midgets”.

Será por esto, que emprendió un taller de vehículos particulares, donde combina trabajo con hobby. “El taller, hoy, es un medio de vida”, asegura. Claro que, además, supo ser el espacio en que creció y aprendió los secretos de un oficio que heredó de su familia. También los valores que le permitieron aferrarse siempre a sus convicciones. Pues si en lo deportivo, su hermano fue siempre su referente y orgullo, en lo personal asegura que su padre es su mayor ejemplo: “Un montón de cosas a seguir las he adoptado de él. Tiene una idea muy noble de la vida, que no siempre le ha pagado muy bien”

Autitos chocadores. Un midget con pretensión de pelear un podio, puede llegar a costar alrededor de 50 mil pesos, muchos sacrificios y otros tantos esfuerzos por conseguir y mantener el apoyo de los sponsors. A pesar de ello, Pochocho confiesa: “En la plata nunca me fijé. Y no porque me sobre. Sin ir más lejos, el año pasado en la primera carrera ganamos todo, en la segunda, tuvimos que cortar medio auto, tirarlo y empezar de nuevo; y en la tercera, volqué”. Aun con todo el presupuesto gastado, y un auto ganador que terminó siendo “una mezcla de fierros de todos lados”, no se arrepiente de nada. “Conservar tanto algo por estética o presupuesto, no tiene sentido; hay que disfrutarlo”, enfatiza.

Romper autos a veces es un mal necesario. De todos modos, no olvida que la máquina también tiene su mérito en una victoria. O mejor dicho, el equipo encargado de su preparación: “Para definir una carrera, la cara visible es el piloto, es el que se lleva los laureles. Pero hay un montón de gente detrás que trabaja. En mi caso, por ejemplo, he tenido autos muy buenos, pero a mí me faltaban años de aprendizaje, por eso los resultados no eran los mejores”. En definitiva, cuando piloto y máquina son buenos el uno para el otro, el éxito es casi una consecuencia.

Ni caviar, ni mortadela. A menos de un mes de anunciar su retiro, Martín Saldamando ya tuvo propuestas para correr en otras disciplinas automovilísticas.  Se quedó con el Autocross. Y aunque está seguro de que no volverá al Midget, para no dar lugar a arrepentimientos, alquiló el auto por toda la temporada. De todas formas, insiste con que muchas cosas deberían cambiar en la dirigencia del Club Midgistas del Sur, para regresar al circuito de Aldea Romana: “En este último tiempo, están queriendo hacer a la categoría muy popular, por eso tratan de que el campeonato no se defina antes de la fecha final, para no perder plata (de entradas, estacionamiento y demás)”. Y agrega que, a su vez, “la categoría ha evolucionado muchísimo, se ha profesionalizado, y deberían dejarla como está, – amateur- porque con la profesionalización lo único que van a lograr es que finalmente cada vez haya menos gente: por lo costoso, y por los requisitos que hay que cumplir…No se puede querer comer caviar y pagar mortadela”.

Sin vueltas. El bicampeón, se bajó del podio y le dijo adiós al Midget.-

.
.
Por Ludmila Brzozowski
Alumna de 3er año del ISCCS.
La nota es de mi autoría, y fue realizada en base a la entrevista grupal que le realizamos a Martín Saldamando en la materia “Taller de Periodismo Deportivo” (como trabajo práctico).
 
pd: a los que llegaron hasta el final de la nota para leer dónde estaba lo del caviar y la mortadela, gracias!
 
.
Anuncios

4 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Muy buena la nota!!felicitaciones Lud!!

    • gracias por entrar, qué bueno que te guste!!
      beso

  2. Muy Buena la nota, y el blog tambien

    Muchas Gracias

    Saludos

    Fernando

    • Muchas gracias por el comentario, Fernando. Y por pasar!
      Un gusto,
      Ludmila


Gracias por leer! Aquí abajo podes agregar un comentario. No es necesario que rellenes los espacios donde te piden tus datos. Con firmar con tu nombre, o dejarme una pista de quien sos, estará bien. Lo importante es que vos también participes. Ludmila

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: